Salir a cazar nubes

Revisaba mi galería de fotos de Instagram (@evitabcn), y cierto es que tengo muchas fotos de nubes.
Nubes borrascosas, de colores, o blancas y de infinitas formas en no tan lejanos lugares.
En un primer lugar pensé que tal vez debería dejar de fotografiar cielos y dedicarme a temas más terrenales,por aquello tan típico de tener la cabeza en las nubes. Sin embargo, me encuentro incómoda cuando bajo la pequeña lente de mi iPhone, a la altura de mis ojos, y no veo nada que me seduzca a ser captado.
Las calles, las personas y todos los elementos que forman parte de nuestro hábitat merece ser capturado de forma especial, cierto. Pero ni platos de comida(exquisitos), ni gatos (de los que me declaro fan) ni yo misma haciendo poses delante de un espejo me provocan el click. Mi leitmotif son los cielos cubiertos. Las cumbres que lo arañan, los grises edificios que tienen la suerte de compartir espacio.

20121027-004554.jpg

20121027-004635.jpg

Cuando todo era en inglés. (Mi pequeña historia en Facebook)

Hace ya algún tiempo, (por no comenzar con aquello de: érase una vez…) que todo era en inglés.

Y no me refiero a mi sana costumbre de utilizar las plataformas informáticas en inglés; sino más bien, a que directamente según que páginas no venían traducidas.

Y es aquí donde comienza la historia…

Año 2003. Hicimos amistad en Tailandia con unos chicos anglosajones, muy jóvenes, con los que compartimos tres emocionantes días y dos divertidísimas noches de trekking por aquellos lares. A parte de la fantástica experiencia; a la despedida, quedaron besos, abrazos, lágrimas y mails.

Durante los dos siguientes años, seguimos en contacto (más o menos) a través de lo que era nuestro punto de enlace, aquel queridísimo Messenger, realmente, cuando estábamos todos online, era una fiesta.

Pero claro, con el tiempo, todo se resfría…

Año 2007. Recibo una invitación a una página web, de uno de esos amigos, donde  previo registro de mi nombre, apellidos, email y edad, entro en un fantástico y misterioso mundo llamado Facebook.

Recuerdo los primeros días (y semanas) de estar en esa web. No me avergüenza decir que no entendía… ¡NADA!

Con un solo contacto, que explicaba cosas en algo llamado “wall”, que no sabía si me las decía a mi o a alguien más, se ha de reconocer, que navegar por aquella red primitiva (y sólo en inglés) era una ardua tarea…al menos para mí, claro.

Y así, como quien no quiere la cosa, en menos de dos meses, 42 “nuevos” amigos compartimos news en aquel “primitivo” Time Line llamado “mini- feed”.

Y hasta aquí la primera parte de la historia. Recuerdo una aplicación muy pesada que nos instalábamos, muy bien sin saber para qué, y que decía algo así como “Si quieres saber quién visita tu perfil, dale al “forward”…. Y todos a darle al “forward”… (la curiosidad…)

Año 2008. La lista de amigos va creciendo, pero en mi caso particular, muy despacio ya que en aquel entonces, yo me movía en un entorno más digital que mis allegados, y estos eran muy reticentes a la hora de entrar en la red y comenzar a explicar su vida y más, a compartir sus foto. La alegría que da que la feliciten a una por su cumpleaños, aunque sea gracias a las notificaciones… 😉

Frase para recordar: “¿Que pasa, que dan puntos por tener más amigos en facebook?”

Año 2009. Primera cena de amigos de la EGB encontrados gracias a Facebook. Primera cena con los de Bachillerato, primer grupo., álbumes de fotos…compartir… Simplemente, genial. “Me gusta”.

Me compré un Smartphone con internet. Mi primera tarifa de datos…pero que mal funcionaba aquel teléfono, la pantalla táctil era terrible, sin sistema operativo, con cuatro aplicaciones preinstaladas…Se me cayó y quedo hecho añicos, pobrete…

Siguiente paso: ¡mi Iphone 4!

Años 2010. 500 millones de usuarios forman parte de Facebook. Comienza la verdadera preocupación por la privacidad. Casi de repente este es el tema del momento. Cuidado con lo que publicas, lo que compartes y quién lo ve. Quién te encuentra y lo que encuentra. Siguen los cambios en la interface, con más opciones, listas de amigos, consulta cómo ve tu perfil tal persona… Al principio son pesados, y hay que estar alerta, ya que puede que tu antigua configuración ya no sirva. De hecho, sigo viendo, una gran parte de perfiles de mis amigos sin modificar…a estas alturas, o ya se han perdido o directamente, no les importa a quien va dirigido todo aquello que publican.

Año 2011. Algo está cambiando. Tal vez debe ser mi Time Line (recién inaugurado), pero no hay tantas actualizaciones de estado. Ni tantas fotos compartidas, hay contenido más profesional. ¿Habrán mis contactos arreglado el tema de privacidad, de las listas de amigos, de ubicación…? Mejor así. Hay que ser propietario de lo que se comparte en tu red.

Y llegamos a 2012. Uno de los cambios sustanciales, que he de reconocer que me encanta, es el nuevo perfil de Facebook.

Pero…

Pero cierto es, que antes utilizaba el chat para hablar con mis amigos, la geolocalización para decirles donde estaba, y los álbumes de fotos para compartir mis momentos con ellos.

Pero ahora, además, utilizo también WhatsApp, … ¿Y tú? 😉

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.